Beneficios de la moringa

¿Nunca has oído hablar de la moringa antes? Aunque esta planta fue descubierta inicialmente por sus propiedades beneficiosas miles de años atrás, sólo recientemente la moringa (a veces llamada el árbol de aceite de Ben) ha ganado fama mundial como uno de los más impresionantes suplementos de hierbas para la salud.

De hecho, en 2008 el Instituto Nacional de Salud llamó a la moringa (moringa oleifera) la “planta del año”, reconociendo que esta planta tiene el potencial de ayudar a revertir múltiples problemas del cuerpo humano.

Hasta la fecha, más de 1.300 estudios, artículos e informes se han centrado en los beneficios de la moringa y las habilidades curativas de esta planta que son importantes en partes del mundo que son especialmente susceptibles a brotes de enfermedades y deficiencias nutricionales.

La investigación demuestra que casi cada parte de la planta de moringa se puede utilizar de alguna manera, ya sea que se utilice para hacer un té antioxidante potente o producir una sustancia aceitosa que lubrica y nutre la piel. En todo el mundo, la moringa se utiliza para tratar condiciones tan generalizadas como:

Enfermedades relacionadas con la inflamación

– cáncer
– diabetes
– anemia
– artritis y otros dolores articulares, como el reumatismo
– alergias y asma
– estreñimiento, dolores de estómago y diarrea
– epilepsia
– úlceras o espasmos gástricos e intestinales
– dolores de cabeza crónicos
– problemas cardíacos, incluyendo presión arterial alta
– cálculos renales
– retención de líquidos
– trastornos de la tiroides
– bajo deseo sexual
– infecciones bacterianas, fúngicas, virales y parasitarias

La moringa es una excelente fuente de proteínas, vitamina A, potasio, calcio y vitamina C.

¿Qué tan fuerte es la moringa?
Según Kuli, una organización que cosecha la planta moringa en África y la hace accesibles a los clientes en los EE.UU. y otras naciones occidentales, gramo por gramo, dice que la moringa contiene:

– Dos veces más la cantidad de proteína que el yogurt.
– Cuatro veces más la cantidad de vitamina A que la zanahorias.
– Tres veces más cantidad de potasio que los plátanos
– Cuatro veces más cantidad de calcio que la leche de vaca
– Siete veces más cantidad de vitamina C que las naranjas

6 beneficios para la salud probados de la moringa

La moringa es conocida con más de 100 nombres en diferentes idiomas alrededor del mundo. Esta especie de planta tropical fácil de cultivar es nativa de las montañas del Himalaya y partes de la India y África, viene equipada con más de 90 compuestos protectores, incluyendo isotiocianatos, flavonoides y ácidos fenólicos.

La moringa ha ganado una reputación para combatir la inflamación y combatir los diversos efectos de la desnutrición y el envejecimiento, ganando el apodo de la planta milagrosa.

A continuación están los seis beneficios probados de la moringa para la salud:

1. Proporciona antioxidantes y compuestos antiinflamatorios

Una de las razones por las que los muchos beneficios para la salud de plantas de hierbas como Moringa oleifera son tan impresionantes es porque contienen habilidades similares a los medicamentos convencionales, sólo que no plantean el mismo nivel de riesgo de experimentar efectos secundarios.

La moringa contiene una mezcla de aminoácidos esenciales (los bloques de construcción de las proteínas), fitonutrientes carotenoides (los mismos que se encuentran en plantas como las zanahorias y los tomates), antioxidantes como la quercetina, Y compuestos antibacterianos naturales que funcionan de la misma manera que muchos anti-inflamatorios.

Las hojas de moringa son altas en varios compuestos antienvejecimiento que reducen los efectos del estrés oxidativo y la inflamación, incluyendo polifenoles, vitamina C, betacaroteno, quercetina y ácido clorogénico. Estos están asociados con un menor riesgo de enfermedades crónicas, del estómago, del pulmón o el cáncer de colon; diabetes, hipertensión y trastornos oculares relacionados con la edad.

2. Equilibra hormonas y frena los efectos del envejecimiento

Un estudio de 2014 publicado en el Journal of Food Science y Technology probó los efectos de la moringa junto con hojas de amaranto (Amaranthus tricolor) en los niveles de inflamación y estrés oxidativo en mujeres adultas menopáusicas.

Sabiendo que los niveles de estas valiosas enzimas antioxidantes se ven afectados durante la post menopausia debido a la deficiencia de hormonas “juveniles”, incluyendo el estrógeno, los investigadores querían investigar si estos superalimentos podrían ayudar a retardar los efectos del envejecimiento utilizando antioxidantes naturales a base de hierbas que balancean las hormonas naturalmente.

Se seleccionaron 90 mujeres pre y post menopaúsicas entre las edades de 45-60 años y se dividieron en tres grupos dados varios niveles de los suplementos. Los niveles de estado antioxidante, incluyendo retinol sérico, ácido ascórbico sérico, glutatión peroxidasa, superóxido dismutasa y malondialdehído se analizaron antes y después de la suplementación, junto con la glucemia en ayunas y los niveles de hemoglobina.

Los resultados mostraron que la suplementación con moringa y amaranto causó aumentos significativos en el estado antioxidante junto con disminuciones significativas en los marcadores de oxidativos.

3. Buena fuente de vitamina A

Debido a que proporciona una fuente concentrada de vitamina A, la moringa se administra a miles de niños en países del tercer mundo cada año que sufren de una deficiencia de vitamina A que pone en peligro su vida, que está deficiencia está relacionada con la función inmune alterada.

4. Buena fuente de nutrientes

Con un valor nutricional excepcionalmente alto, la moringa se puede utilizar para obtener importantes minerales, proteínas y compuestos fenólicos. La planta contiene una rara y única combinación de fitonutrientes que previenen la enfermedad, incluyendo: zeatina, quercetina, beta-sitosterol, ácido cafeoilquínico y kaempferol que son antiinflamatorios probados con fuertes valores medicinales.

Numerosos estudios han demostrado que estos compuestos funcionan como protectores del corazón, estimulantes circulatorios naturales, y poseen efectos antitumorales, antiepilépticos, antiulcerosos, antiespasmódicos, antihipertensivos y antidiabéticos.

Para aprovechar esto, las hojas de moringa se utilizan para preparar un té, remojando las hojas secas en agua caliente, lo cual libera sus compuestos químicos especiales – muy similar a cómo se hace el té verde.

Las hojas secas de moringa también se usan para crear un polvo de larga duración, o se crean extractos potentes de las hojas para ser utilizados en la formación de suplementos de cápsulas de moringa concentrados.

5. Aceite de moringa

Además de sus valiosas hojas, las vainas del árbol de moringa también contienen semillas que sirven para crear un aceite que se puede utilizar para cocinar o para colocar directamente sobre la superficie del cuerpo.

El aceite de moringa ayuda a retener la humedad de la piel, acelerar la cicatrización de heridas y calmar la piel seca o quemada.

6. Para purificar el agua

Otro uso interesante de las semillas es para la purificación del agua. La combinación de semillas de moringa con agua ayuda a las impurezas a aferrarse a las semillas y de esta manera pueden ser eliminadas, proporcionan una mejor calidad

Comments

comments

Entradas recientes