Retraso mental, cáncer, canas prematuras, anemia… ¡No bromees con el ácido fólico!

El ácido fólico (vitamina B9) pertenece al grupo de las vitaminas hidrosolubles del complejo B. Los médicos, desde hace tiempo, han reconocido que esta sustancia es la piedra angular del cuerpo humano. Aunque esta vitamina se sintetiza parcialmente en el intestino, el principal aporte de la misma proviene de la dieta.

Esta vitamina interviene en la síntesis de las células sanguíneas (eritrocitos, leucocitos y plaquetas), los aminoácidos y el ARN. Además, regula la producción y regeneración de nuevas células, mediante procesos químicos y reacciones enzimáticas.

Se puede encontrar ácido fólico en productos tales como: levadura (fresca y seca), carne, hígado de pollo, maní, espinacas, apio, perejil, orégano, menta, hojas de frambuesa, y otras especies verdes. Sin embargo, al exponer estos productos al calor de la cocción, se pierde una parte significativa de la vitamina, por lo que es importante reponer rápidamente la reserva del organismo.


Comprimidos de ácido fólico
¡Los comprimidos de ácido fólico apenas cuestan una moneda de diez centavos en la farmacia, pero sus beneficios son invaluables! Después de todo, la falta de vitamina B9 afecta la funcionalidad sistémica del cuerpo. Esta vitamina regula el crecimiento celular, por lo que su déficit podría ocasionar una proliferación incontrolada de células cancerosas.

El retraso mental y los trastornos en la formación del sistema nervioso central en los niños, son solo el principio de una larga lista de complicaciones causadas por la deficiencia de ácido fólico. La ansiedad inexplicable, los problemas de memoria, la anemia, las estomatitis, las canas prematuras, la paranoia, la menopausia temprana, las migrañas severas, los ictus… ¡Imagínate!

La ingesta diaria de vitamina B9 es individual, y depende del estilo de vida de cada persona. Por ejemplo, el ácido fólico se consume más rápido en los deportistas y personas expuestas frecuentemente al sol. Los fumadores y alcohólicos, las mujeres que toman píldoras anticonceptivas, y las embarazadas también entran automáticamente en esta categoría.

La dosis óptima para un adulto es de 200-500 mg por día. La dosis mínima asegura el funcionamiento normal del cuerpo, pero, en caso de un aumento del esfuerzo físico y mental, el estrés o los resfriados, la dosis debe ser aumentada.

El embarazo y la lactancia también requieren un aumento sustancial de la dosis de la vitamina, pero solo bajo prescripción médica. Esta vitamina es indispensable para la formación normal del feto.

La hipervitaminosis del ácido fólico es una rareza extrema, debido a que es una vitamina hidrosoluble, cuyo exceso se excreta en la orina. La concentración aportada por la dieta en bastante baja para intoxicar, y por la vía de los comprimidos farmacéuticos, se debería consumir por meses y en grandes cantidades…

¡Importante! Si tomas la vitamina B9 sola, o en combinación con la vitamina B12 y otras vitaminas del complejo B, inmediatamente después de la comida, después de apenas una semana, al mirarte al espejo notarás un cambio increíble: tu cabello ganará elasticidad y brillo, y tu tez lucirá la piel tonificada de una jovencita de 20 años de edad.

Así que ya sabes… Cuida tu salud, lleva un estilo de vida sano, consume una dieta balanceada, y no te olvides de las vitaminas: ¡La Vitamina B9 es tu mejor aliada! Por último, comparte esta importante información con tus amigos de las redes sociales…

Comments

comments

Entradas recientes